Aguinaldo: Mejores prácticas para tus finanzas

HomeMéxico

Aguinaldo: Mejores prácticas para tus finanzas

¿Cómo usar el aguinaldo para hacerlo rendir?, ¿Aguinaldo para pagar deudas? Quizá sean algunas de las preguntas que pasen por tu cabeza cuando recibes

Tres maneras de generar más ventas este fin de año (Parte 2)
Tres maneras de generar más ventas este fin de año
Tres maneras de generar más ventas este fin de año (Parte 3)

¿Cómo usar el aguinaldo para hacerlo rendir?, ¿Aguinaldo para pagar deudas? Quizá sean algunas de las preguntas que pasen por tu cabeza cuando recibes este ingreso extra en tu presupuesto. Y, sin duda, una manera de aprovecharlo es planear primero antes de gastarlo.

A lo largo de este artículo explicamos sencillas prácticas que puedes realizar para que tu aguinaldo rinda lo mejor posible.

¿Qué es el aguinaldo?
El aguinaldo es una prestación establecida en la Ley Federal del Trabajo (LFT), se trata de un pago anual mínimo de 15 días de salario, aunque puede variar de acuerdo al sector en el que trabajes.

Según la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef):

El aguinaldo es una prestación a la que tienen derecho las y los trabajadores. Consiste en un pago anual mínimo de 15 días de salario en el caso de las empresas privadas, 40 días en el sector público o proporcional al tiempo trabajado durante un año. Se entrega previamente del 20 de diciembre.

Es importante aclarar que, al ser parte de la Ley Federal del Trabajo, todas las trabajadoras y trabajadores tienen derecho a recibirlo. En caso de no ser cumplida esta prestación, puedes acudir a la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet) para recibir orientación.

Mejores prácticas para tu aguinaldo
Usar tu aguinaldo de forma inteligente puede ser la ficha que dé impulso al efecto dominó en tus finanzas personales, y de esta forma, comenzar el nuevo año con una cartera sin estrés. Pero, ¿cuales son esas mejores prácticas?

¡Elabora un plan! Crea un presupuesto
Tener un presupuesto es la base sólida de unas finanzas sanas. Evitar este paso hará que pierdas el control sobre tu aguinaldo o de cualquier otro ingreso que tengas, como tu sueldo.

Comienza priorizando tus necesidades, sé sincero y determina qué es lo que realmente necesitas: pagar, comprar, invertir o ahorrar. Teniendo la lista de cosas más importante para ti, establece un límite de gastos para cada una de ellas.

Si necesitas ayuda para elaborar uno desde cero, aprende el paso a paso con nuestro ebook Pon en orden tu dinero: Cómo hacer un presupuesto.

Paga tus deudas
Si pagar deudas es una prioridad en tu presupuesto; entonces, evalúa la importancia de cada una y destina parte de tu aguinaldo para reducirlas lo mayor posible.

Sin embargo, si tu aguinaldo no alcanza para cubrirlas, ¡no te agobies! Existen varios métodos para liquidarlas. Por ejemplo, puedes basarte en el ‘método emocional’, o bola de nieve, el cual te hará sentir victorias rápidas y te alentará a terminar rápido con ellas.

Conoce cómo funciona éste método, en el articulo ¿Cómo salir de deudas más rápido?, y empieza con el pie derecho el nuevo año.

Crea tu fondo de emergencia
Contar con un fondo de emergencia marcará un antes y después en tus finanzas personales, pues te ayudará a solventar los gastos o situaciones inesperadas que puedas tener. Ya sea un desperfecto en casa o el auto, despido, gastos médicos, todo ello será solo un pequeño contratiempo, pero no una crisis financiera que se prolongue y haga sufrir a tu cartera.

Es recomendable que tu fondo de emergencia cubra de 6 a 12 meses de tus ingresos mensuales. Si quieres aprender a a construir el tuyo, este artículo podrá ayudarte a dar el primer paso.

Piensa en el futuro ¡Invierte!
¿Qué planes tienes para los próximos años?, ¿independizarte?, ¿comprar una casa? o ¿jubilarte? Para todos esos objetivos es importante generar un plan y, en ese plan, debes considerar invertir.

Si ya comenzaste con el hábito del ahorro, ¡enhorabuena! Será más fácil iniciar tu camino como inversionista y disfrutar de los rendimientos que genere tu dinero, en lugar de tenerlo parado en tu cuenta de banco común. Si, por lo contrario, te es difícil comienzas a ahorrar, ¡despreocúpate! Todos tienen su propio proceso y nos ubicamos en distintas etapas de las finanzas.

Sin embargo, es valioso tomar en cuenta que no importa tu ingreso o situación, si te lo propones es posible conseguirlo. En la guía ¿Cómo ahorrar dinero?, abordamos más acerca de este tema.

Contrata o mejora tu seguro médico
Porque siempre es mejor prevenir que lamentar; destinar una parte de tu aguinaldo para contratar un seguro de gastos médicos mayores, o mejorar la póliza que ya tienes, es una opción que debes considerar.

Contar con un seguro, además de darte beneficios como revisiones médicas constantes, hará que tu fondo de emergencia no se ocupe completamente ante un percance médico. Además, podrás prevenir complicaciones en el futuro si aprovechas los beneficios que, en su mayoría, ofrecen las aseguradoras.

Aumenta tus conocimientos
No importa tu profesión o a qué te dediques, invertir en tu educación siempre será un acierto. Si puedes tomar una parte de tu aguinaldo para este punto, no lo dudes. Busca opciones de diplomados, talleres, cursos o quizá hasta esa maestría que planeabas puedes iniciarla con tu aguinaldo.

Este punto puedes ligarlo con el pago de deudas, ya que si lo piensas, los nuevos conocimientos que adquieras te darán herramientas suficientes para conseguir nuevas fuentes de ingreso.

Fuentes

Compartir

Comentarios

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0